sábado, 19 de noviembre de 2016

EL SUEÑO NORTEAMERICANO. ESTADOS UNIDOS INVADE RUSIA



En tiempos en los que Donald Trump triunfa en las elecciones en los Estados Unidos ,y quizas algunos 
temen por el futuro del mundo, y los posibles conflctos , quizás con el amigo ruso Vladimir Puttin, recordamos sucesos poco conocidos y olvidados en muchos casos.

Aunque cueste creerlo, en un tiempo lejano, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y el Ejército Rojo, 
se enfrentaron en batalla , y en el mismisimo territorio ruso

Y no ocurrió esto durante la guerra fría. Fue durante la Guerra Civil de Rusia que los soviéticos y los estadounidenses se enfrentaron  directamente.

El 3 de marzo de 1918, el gobierno bolchevique de la Rusia soviética firmó un tratado de paz separado con las Potencias Centrales, en Brest-Litovsk, dejando así la guerra y cerrando oriental.

                                             Trotski de abrigo negro con parte de la delegacion
                                              alemana en 1917 en Brest Litovsk


 Inmediatamente, los aliados organizaron una expedición destinada a reagrupar el ejército
imperial ruso y someter a la revolución bolchevique. Varios contingentes de tropas aliadas fueron desplegados en Rusia.

El regimiento británico desembarco en Arkhangelsk, en el extremo norte de la costa rusa el 2 de agosto de 1918, ocupando la ciudad y asegurándola como una base de operaciones para otras acciones.

La ciudad era de gran importancia, ya que contenía muchos suministros enviados por los aliados para apoyar la última ofensiva rusa contra los alemanes en 1917.

Cuando llegaron las tropas británicas, los bolcheviques se habían apoderado de los suministros.
En septiembre de ese mismo año, un contingente de tropas estadounidenses fue enviado a Siberia como una fuerza de mantenimiento de la paz, pero nunca vieron combate. Unos 189 soldados murieron por el frío o por otras causas.

Todas las operaciones llevadas a cabo por los Aliados en Rusia eran de carácter internacional. Soldados de diferentes países aliados fueron enviados para ayudar a la expedición o ya estaban en Rusia como parte del esfuerzo de guerra de la Entente contra Alemania y Austro-Hungría.

Entre ellos se encontraban soldados franceses, belgas, rumanos, griegos, polacos, canadienses, italianos, japoneses, checoslovacos, yugoslavos y australianos.

Por temor a que el comunismo se extendiera por toda Europa, los aliados accedieron rápidamente a dar un apoyo abierto a los miembros del movimiento ruso blanco zarista, que esperaba restaurar el imperio ruso.




                          Arkhangelsk,Soldados y marineros de muchos países están alineados
                          frente al Edificio  de la Sede de los Aliados.  
                          Los Estados Unidos están representados. Septiembre de 1918.






Cuando la Primera Guerra Mundial estaba llegando a su fin, la atención de los Aliados había cambiado a la crisis en Rusia. Algunas unidades, organizadas por voluntarios y prisioneros de guerra de diferentes orígenes étnicos, estaban atrapadas en un complicado conflicto que desgarraba a Rusia.

La mayor de estas divisiones fue la Legión Checoslovaca, compuesta por checos y eslovacos, que se negaron a servir o abandonaron el ejército austro húngaro, con la esperanza de crear su propio estado después de la guerra.

Una de las principales preocupaciones de las expediciones aliadas fue la extracción de 40.000 miembros de la Legión Checoslovaca que, al estallar la guerra civil, asumieron el control del ferrocarril transiberiano estratégicamente vital.

Al principio, existía un pacto verbal de no agresión entre los bolcheviques y la Legión Checa, pero en 1918, la Legión se involucró profundamente en el conflicto, apoyándose en el movimiento del Ruso Blanco.




                                                    Checoslovaquia con tren blindado, Rusia






El contingente estadounidense estacionado en Arkhangelsk fue llamado la Expedición del Oso Polar debido a la posición de la ciudad cerca del círculo ártico. El clima helado se sumó al apodo, ya que los soldados enfrentaban temperaturas extremadamente bajas.

Elementos de la 85 división fueron enviados por el general Pershing para ayudar a los británicos en Arkhangelsk.El grueso principal de la fuerza americana era el 339 regimiento de infantería.

Había también tropas del primer batallón de los ingenieros 310th, más algunas otras unidades auxiliares de la 85.a división.



Los estadounidenses llegaron a Arkhangelsk un mes después de sus homólogos británicos y se unieron a la lucha como los británicos lucharon su camino a través de llegar a los restos de la Legión de Checoslovaquia.

Un objetivo exagerado era restaurar el Frente Oriental con la ayuda de los rusos checoslovacos y blancos, ya que la guerra seguía ocurriendo en ese momento.



                                        Tropas estadounidenses en Vladivostok, agosto de 1918.






La guerra se abrió en dos frentes, uno a lo largo del río Dvina y otro a lo largo del ferrocarril de Vologda. Aquí, se comprometieron y empujaron a las fuerzas bolcheviques durante las próximas seis semanas durante su ofensiva de otoño.


Los frentes se hacían demasiado largos y demasiado difíciles de suministrar. Las vastas llanuras de Rusia no eran compatibles con la guerra de trincheras en que el ejército estaba acostumbrado en Europa.


En el este, la caballería todavía representaba un elemento importante de la guerra, y un jinete experto era de hecho un enemigo formidable. Era difícil para los estadounidenses mantener su línea de frente y las redadas enemigas comenzaron a interrumpir sus rutas de suministro más frecuentemente.Entonces llegó el invierno. Los aliados adoptaron una actitud más defensiva. No lograron movilizar a la población local contra los bolcheviques, por lo que se hizo cada vez más difícil ver cómo se podía lograr el vínculo con la Legión checoslovaca.

Mientras tanto, los bolcheviques organizaron una ofensiva durante los primeros meses de invierno en el frente del río Dvina. Ellos infligieron un duro golpe al contingente Aliado, lo que hizo que los Aliados retrocedieran y se reorganizasen.








Poco después, Alemania capituló. La Gran Guerra, la más grande de todas, había terminado.

Todos sentían nostalgia y con una sensación de inutilidad ya que los soldados ya no luchaban por la causa aliada en general, sino que se estaban involucrando cada vez más en una complicada guerra civil. 
Además, el número de víctimas estaba creciendo.
El motín estaba en el aire, como los hombres exigían volver a los Estados Unidos.



El puerto de Arkhangelsk se congeló durante los meses de invierno de principios de 1919, y los soldados estaban perdiendo toda esperanza de volver a ver su hogar. Los hombres del 339o Regimiento de Infantería eran en su mayoría de Detroit, Michigan.

Finalmente, en mayo de 1919, 4.000 voluntarios británicos fueron enviados para relevar a las tropas americanas en Arkhangelsk. Pronto, el contingente estadounidense fue evacuado,junto con el resto de los Aliados estacionados en el norte de Rusia, poniendo así fin a la intervención.

Un informe de octubre de 1919 declaró que hubo 210 bajas estadounidenses, incluyendo al menos 110 muertes por batalla, unas 30 desaparecidas en acción y 70 muertes por enfermedades, el 90% de las cuales fueron causadas por la gripe española.

El número de hombres heridos de la expedición del oso polar fue de 305.La repatriación de los restos de soldados estadounidenses fue un proceso largo y fastidioso debido a las extremadamente difíciles relaciones diplomáticas entre los

Estados Unidos y la Unión Soviética, especialmente durante los primeros años después de la guerra.
Los restos de 56 soldados, los últimos que regresaron a casa, fueron finalmente re-enterrados en parcelas que rodean el monumento al oso polar - hecho por el  escultor Leon Hermant - en el cementerio conmemorativo White Chapel, Troy, Michigan.

Una ceremonia se celebró el 30 de mayo de 1930, para conmemorar el evento.



                            Monumento del oso polar en el cementerio de la Capilla Blanca, Troy, 
                                     Michigan, por el escultor Leon Hermant. Autor de la foto.








Historia poco conocida de una guerra que quiso ser y no fue.

fuente original
http://www.warhistoryonline.com/world-war-i/the-day-that-the-usa-invaded-russia-and-fought-with-the-red-army-x.html